La diabetes es una enfermedad que se encuentra en un constante aumento por lo que se la está empezando a considerar como a una epidemia. La Sociedad Argentina de Diabetes (SAD) alertó sobre el incremento de casos de esta enfermedad que ya alcanza a más de 4 millones de personas en Argentina, aunque al tratarse de una patología subdiagnosticada, la cifra podría llegar a duplicarse.

La diabetes mellitus (o simplemente, diabetes) es una enfermedad crónica que ocurre cuando el páncreas ya no puede producir insulina, o cuando el cuerpo no puede hacer un buen uso de la insulina que produce. La insulina es una hormona indispensable que se produce en el páncreas. Además, permite que la glucosa del torrente circulatorio ingrese en las células del cuerpo donde se convierte en energía. Asimismo, esta hormona es fundamental para el metabolismo de las proteínas y las grasas. La falta de insulina o la incapacidad de las células para responder a ella deriva en altos niveles de glucosa en sangre (hiperglucemia) el cual es un indicador clínico de la diabetes.

De este modo, si no se controla el déficit de insulina a largo plazo, muchos de los órganos del cuerpo pueden resultar dañados. De ser así, esta situación provocaría complicaciones potencialmente mortales en la salud como lo son las enfermedades cardiovasculares (ECV), las lesiones de los nervios (neuropatía), o una enfermedad renal (nefropatía) como así también una afección ocular (causante de la retinopatía) incluyendo la pérdida de la visión hasta alcanzar la ceguera.

Sin embargo, si se logra un tratamiento apropiado de la diabetes, las complicaciones se pueden retrasar o prevenir totalmente.

Tipos de diabetes.

La diabetes tipo 1 es la primera causa de diabetes en la infancia, pero puede ocurrir a cualquier edad y por el momento no se puede prevenir. Las personas que viven con diabetes tipo 1 pueden vivir vidas saludables y gratificantes si reciben un suministro continuo de insulina y de equipos de medición de la glucemia.

La diabetes tipo 2 representa la gran mayoría de casos de diabetes a nivel mundial (alrededor del 90%). La misma se puede tratar de manera eficaz a través de la educación, el apoyo y la adopción de estilos de vida saludables, en combinación con la medicación recetada por un profesional de la salud. En la actualidad, existe evidencia de que la diabetes tipo 2 se puede prevenir y cada vez hay más pruebas que demuestran que la remisión de este tipo de diabetes es posible en algunas personas.

La “prediabetes” es un término de uso cada vez más frecuente para las personas con tolerancia anormal a la glucosa o con glucosa alterada en ayunas. Además, implica un riesgo de desarrollo posterior de la diabetes tipo 2 y otras complicaciones relacionadas con la diabetes.

Diabetes gestacional: las embarazadas con diabetes mellitus gestacional pueden tener bebés considerados grandes para su edad gestacional lo que aumenta el riesgo de sufrir complicaciones en el embarazo y en el momento del parto tanto para la madre como para el bebé.

Desde El Progreso Servicios siempre recordamos la importancia de realizar   consultas al médico de manera regular para poder prevenir cualquier clase de enfermedad o para realizar un tratamiento adecuado en caso de tenerla.

El Progreso Servicios es bueno para vos, buenos para todos…

Fuente: Federación Argentina de Diabetes

Recuperado de: www.fad.org.ar

Abrir chat
¡Bienvenido a El Progreso Servicios!
Nuestro horario de atención es de lunes a viernes de 9:00 a 18:00hs.
¡Esperamos su consulta!